César Vidal

Checas de Madrid

checas-de-madrid.jpg

Los socialistas, comunistas y anarquistas españoles anteriores a la revolución rusa seguían muy de cerca los pasos de los 'mavericks' rusos. Sabido es que la legalidad republicana se vino abajo mucho antes de julio del 36; incluso hubo un primer intento de hacer la revolución soviética en España tan temprano como 1917. Los democracia no fue nunca un fin en sí, ni siquiera un medio de alcanzar objetivos, era en cambio una herramienta que, una vez bien infiltrada de saboteadores, serviría para el fin verdadero: la dictadura del proletariado, es decir, el genocidio de clases.

La víctima número 1 del odio
exterminador de los revolucionarios (sindicalistas, delincuentes comunes excarcelados, y demagogos de la izquierda) eran los miembros de la iglesia católica -a falta de otros, las gentes de fe, los cristianos en general y los católicos en particular. Es extraña la furia con que acometieron a estas clases de gentes indefensas; los hechos merecen el calificativo de perversos y diabólicos.

Este libro del gran historiador español César Vidal se centra en las
Checas de Madrid, en donde murieron al menos 11.000 personas de 1936 a 1939 víctimas de la barbarie roja. Las Checas fueron el equivalente del NKVD soviético que luego se denominaría KGB; en la Alemania nazi este papel lo tenía la Gestapo.

Al final del libro se incluyen los nombres de todos estas víctimas (contrastadas por al menos 2 testigos - de ahí que seguramente hubiera muchas más). El libro no es tan ameno como otros del autor, quizá por lo trágico de los hechos en sí. La exposición también es algo árida debido a la acumulación de acontecimientos, lugares y nombres citados. Falta un poco un hilo narrativo en todo esto
a costa de aportar datos en demasía. De todas formas esta obra es de lectura obligada para aquellos que todavía ignoran el límite al que llegó la atrocidad de la izquierda demagoga en España. Y dado que en España no hemos cambiado, viene bien esta lectura.


"Es cierto que el Romano es libre de hacer todo lo que quiera. Pero también lo es que tiene que soportar las consecuencias de sus actos. No importa que se haya equivocado, que le hayan engañado o incluso forzado: un hombre no se deja forzar: etiamsi coactus, attamen voluit. Es libre; pero si distraído, imprudente o atontado, prometió pagar una determinada cantidad y no puede pagarla, se convierte en esclavo de su acreedor."

Rudolph von Ihering

“Slavery, protection, and monopoly find defenders, not only in those who profit by them, but in those who suffer by them.”

Frédéric Bastiat

On the true nature of the Castro Revolution in Cuba: "The revolution was a cover for committing atrocities without the slightest vestige of guilt ... we were young and irresponsible. We were pirates. We formed our own caste ... we belonged to and believed in nothing -no religion, no flag, no morality or principle. It's fortunate we didn't win, because if we had, we would have drowned the continent in barbarism."

Jorge Masetti -In the Pirate's Den

La anarquía, es decir, la ausencia de fuerza estatal, no es una forma de Estado, y cualquiera que acabe con ella por el medio que sea, el usurpador nacional o el conquistador extranjero, rinde un servicio a la sociedad. Es un salvador, un bienhechor, porque la forma más insoportable de Estado es la ausencia de Estado.


Rudolph von Ihering

"El envidioso está afligido no solo por sus males propios, sino por los bienes de los demás."  -Hipias

[la norma de conducta de los progres] "No hacer nada que alguien pueda envidiarme." -Hipasos

NINOTCHKA,

O EL DISCRETO DESENCANTO CON EL SOCIALISMO 

ninotchka.jpg

Seguimos a la espera de la reedición de este importante libro del gran escritor español José Pla

Historia de la Segunda República.

jose_pla.jpg   

También a la espera de este importante libro del genial Rafael Abella.

Finales de enero, 1939, Barcelona cambia de piel

rafael_abella.jpg

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos. !!!