César Vidal

España contra el invasor francés. 1808

espaa_contra_el_invasor_francs.jpg

Breve historia divulgativa de la invasión francesa de 1808. Incluye los prolegómenos y la situación posterior tras la marcha de las tropas. De la forma amena y clara que le caracteriza al autor se expone un resumen de la historia de España hasta el momento mismo de la invasión, a modo de facilitar la comprensión de la reacción española, tan distinta de la nobleza y monarquía acomodaticias con Napoleón. Bastante lógico, pues no es posible comprender la reacción del pueblo llano sin conocer quién es ese pueblo.

 

El pueblo, da igual la comunidad que fuera, se levantó como un solo hombre en contra del invasor. Se olvidaron los regionalismos y sentimientos locales para ser todos, para esta ocasión, solamente españoles (el autor cita un llamamiento hecho por los vascos a sus compatriotas que demuestra este punto). Está claro que el sentimiento nacionalista en la época en cuestión era acérrimo y extendido, y que fue útil para el fin que perseguía, que era echar al invasor que estaba en connivencia con la Corona y la alta aristocracia. Pero su lado negativo fue que tal sentimiento se coaligó con el de apoyo a Fernando VII (el de vivan las caenas) y a la vuelta al absolutismo. Hoy podemos comprobar que el nacionalismo español no se extinguió, ni creo que haya disminuido de forma considerable, y que solo -como la energía- se ha transformado y multiplicado, según el número de regiones: hasta Asturias tiene su nacionalismo a cuenta del bable (el paletismo llevado al extremo). Por lo tanto el repaso a la evolución, o falta de evolución, del ser español es más que oportuno para el caso. Nunca se puede estudiar bien un momento histórico sin contemplar qué lo llevó a ello y cómo evolucionó posteriormente.

 

Se lee en dos tardes. La mejor divulgación de historia de la mano de César Vidal.


"Es cierto que el Romano es libre de hacer todo lo que quiera. Pero también lo es que tiene que soportar las consecuencias de sus actos. No importa que se haya equivocado, que le hayan engañado o incluso forzado: un hombre no se deja forzar: etiamsi coactus, attamen voluit. Es libre; pero si distraído, imprudente o atontado, prometió pagar una determinada cantidad y no puede pagarla, se convierte en esclavo de su acreedor."

Rudolph von Ihering

“Slavery, protection, and monopoly find defenders, not only in those who profit by them, but in those who suffer by them.”

Frédéric Bastiat

On the true nature of the Castro Revolution in Cuba: "The revolution was a cover for committing atrocities without the slightest vestige of guilt ... we were young and irresponsible. We were pirates. We formed our own caste ... we belonged to and believed in nothing -no religion, no flag, no morality or principle. It's fortunate we didn't win, because if we had, we would have drowned the continent in barbarism."

Jorge Masetti -In the Pirate's Den

La anarquía, es decir, la ausencia de fuerza estatal, no es una forma de Estado, y cualquiera que acabe con ella por el medio que sea, el usurpador nacional o el conquistador extranjero, rinde un servicio a la sociedad. Es un salvador, un bienhechor, porque la forma más insoportable de Estado es la ausencia de Estado.


Rudolph von Ihering

"El envidioso está afligido no solo por sus males propios, sino por los bienes de los demás."  -Hipias

[la norma de conducta de los progres] "No hacer nada que alguien pueda envidiarme." -Hipasos

NINOTCHKA,

O EL DISCRETO DESENCANTO CON EL SOCIALISMO 

ninotchka.jpg

Seguimos a la espera de la reedición de este importante libro del gran escritor español José Pla

Historia de la Segunda República.

jose_pla.jpg   

También a la espera de este importante libro del genial Rafael Abella.

Finales de enero, 1939, Barcelona cambia de piel

rafael_abella.jpg

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos. !!!