Theodore Ayrault Dodge

Hannibal

En primer lugar, si se ha leído la biografía que ya mencioné de Escipión el Africano, éste debe ser el siguiente libro, porque hay una rivalidad -sino entre los personajes históricos allá en el Olimpo- entre ambos historiadores por llevarse los laureles del primer puesto para su protegido. Dodge es un historiador bastante anterior a Lidell Hart, y le recome que su predecesor no haya otorgado el respeto que su protegido, Escipión, se merece.

 

Dodge es también un experto en cuestiones militares, no sólo como historiador. Su pasión por el antiguo héroe cartaginés es muy evidente, un poco demasiado, no lo digo por quitarle la razón, sino porque no queda muy fino que un historiador se demuestre tan acérrimo. La lectura es llevadera, coge impulso cuanto más cerca de las batallas importantes, allá por la mitad del libro. La primera mitad tiene mucho de explicación sobre cómo eran los ejércitos cartagineses, sus soldados, sus armas, etc, etc, y podo sobre el personaje en sí. Cosa que puede interesar, pero que al lector generalista ya no le resulta fácil de seguir.

 

Las andanzas de Aníbal por Italia y luego por el norte de África las sigue al autor casi al milímetro. Sólo es de lamentar que, finalizadas las batallas, perdida la guerra contra Roma, se pierdan los pasos de nuestro héroe cartaginés y casi sin despedirse. Yo estaba muy interesado en saber algo de su última etapa de vida, como protegido de no sé qué rey, como mercenario, creo. Aún vivió el hombre bastantes años, y se cree que se envenenó para no ser atrapados por su eterno enemiga, Roma, pero de todos esto no nos dice nada. Habrá que encontrarlo en elguna novela histórica, me temo.


"Es cierto que el Romano es libre de hacer todo lo que quiera. Pero también lo es que tiene que soportar las consecuencias de sus actos. No importa que se haya equivocado, que le hayan engañado o incluso forzado: un hombre no se deja forzar: etiamsi coactus, attamen voluit. Es libre; pero si distraído, imprudente o atontado, prometió pagar una determinada cantidad y no puede pagarla, se convierte en esclavo de su acreedor."

Rudolph von Ihering

“Slavery, protection, and monopoly find defenders, not only in those who profit by them, but in those who suffer by them.”

Frédéric Bastiat

On the true nature of the Castro Revolution in Cuba: "The revolution was a cover for committing atrocities without the slightest vestige of guilt ... we were young and irresponsible. We were pirates. We formed our own caste ... we belonged to and believed in nothing -no religion, no flag, no morality or principle. It's fortunate we didn't win, because if we had, we would have drowned the continent in barbarism."

Jorge Masetti -In the Pirate's Den

La anarquía, es decir, la ausencia de fuerza estatal, no es una forma de Estado, y cualquiera que acabe con ella por el medio que sea, el usurpador nacional o el conquistador extranjero, rinde un servicio a la sociedad. Es un salvador, un bienhechor, porque la forma más insoportable de Estado es la ausencia de Estado.


Rudolph von Ihering

"El envidioso está afligido no solo por sus males propios, sino por los bienes de los demás."  -Hipias

[la norma de conducta de los progres] "No hacer nada que alguien pueda envidiarme." -Hipasos

NINOTCHKA,

O EL DISCRETO DESENCANTO CON EL SOCIALISMO 

ninotchka.jpg

Seguimos a la espera de la reedición de este importante libro del gran escritor español José Pla

Historia de la Segunda República.

jose_pla.jpg   

También a la espera de este importante libro del genial Rafael Abella.

Finales de enero, 1939, Barcelona cambia de piel

rafael_abella.jpg

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos. !!!