Luis Suárez

Isabel I · Reina

isabel.jpg

Los libros del gran historiador español Luis Suárez son siempre recomendables por su claridad de exposición, apoliticismo, y sobre todo por su inmenso conocimiento. Otra cosa es que su estilo no sea precisamente apasionante, ni su fin sea el de un divulgador. Es historiador profesional sobre todo; no escritor de bestsellers (aunque su reputación le haya conseguido vendir muchos libros). Quiero decir con esto que Suárez escribe como una apisonadora: le da igual que el asunto a narrar en ese momento sea muy interesante o ameno de cara al interés que pueda suscitar en el lector o no, él trata todos los puntos de su narración equilibradamente, salomónicamente. Suárez no embellece, no selecciona, no divaga... él va a lo suyo que es el contar punto por punto, sean aburridos o interesantes, los sucesos históricos, deteniéndose tan solo donde la acción requiere de un análisis aclaratorio, pero sin tiempo a contemplar -y hacernos contemplar- el paisaje histórico que está pintando. Me detengo aquí porque parece que esté a poner peor al autor de lo que en realidad se merece. Y no sería justo. Es una pega que pongo porque escribiendo tan bien, mostrando una visión tan imparcial de la historia -respetándola mucho, el autor sin embargo se queda a puertas de hacer la historia apasionante, pero parece que quiera evitarlo, como si la tarea de divulgador fuese deshonrosa.

 

La vida de la reina Isabel la Católica está muy bien esbozada, sin abundar en sentimentalismos, guardando cierta distancia de respeto hacia esta inmensa figura de la historia de España, y abarcando todos los ámbitos, aunque sin detenerse en particular sobre ninguno de ellos. Es un buen libro para una primera aproximación a la mujer y a la figura de reina en un tiempo muy especial para España. Para estudios sobre temas más puntuales entorno a la reina, que enfoquen un aspecto u otro, habrá que buscar en otro sitio. Esta es una visión general, y muy recomendable.


"Es cierto que el Romano es libre de hacer todo lo que quiera. Pero también lo es que tiene que soportar las consecuencias de sus actos. No importa que se haya equivocado, que le hayan engañado o incluso forzado: un hombre no se deja forzar: etiamsi coactus, attamen voluit. Es libre; pero si distraído, imprudente o atontado, prometió pagar una determinada cantidad y no puede pagarla, se convierte en esclavo de su acreedor."

Rudolph von Ihering

“Slavery, protection, and monopoly find defenders, not only in those who profit by them, but in those who suffer by them.”

Frédéric Bastiat

On the true nature of the Castro Revolution in Cuba: "The revolution was a cover for committing atrocities without the slightest vestige of guilt ... we were young and irresponsible. We were pirates. We formed our own caste ... we belonged to and believed in nothing -no religion, no flag, no morality or principle. It's fortunate we didn't win, because if we had, we would have drowned the continent in barbarism."

Jorge Masetti -In the Pirate's Den

La anarquía, es decir, la ausencia de fuerza estatal, no es una forma de Estado, y cualquiera que acabe con ella por el medio que sea, el usurpador nacional o el conquistador extranjero, rinde un servicio a la sociedad. Es un salvador, un bienhechor, porque la forma más insoportable de Estado es la ausencia de Estado.


Rudolph von Ihering

"El envidioso está afligido no solo por sus males propios, sino por los bienes de los demás."  -Hipias

[la norma de conducta de los progres] "No hacer nada que alguien pueda envidiarme." -Hipasos

NINOTCHKA,

O EL DISCRETO DESENCANTO CON EL SOCIALISMO 

ninotchka.jpg

Seguimos a la espera de la reedición de este importante libro del gran escritor español José Pla

Historia de la Segunda República.

jose_pla.jpg   

También a la espera de este importante libro del genial Rafael Abella.

Finales de enero, 1939, Barcelona cambia de piel

rafael_abella.jpg

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos. !!!