Roberto Centeno

El disparate nacional · Del fraude de la Transición al desastre de Zapatero

el_disparate.jpg

Certero, inmisericorde, inagotable en la denuncia y la crítica severa. Y sin embargo, su esfuerzo de información se ve malogrado por la mala concepción del libro, me explico: Todo lo que expone lo podía -y debía- haber abreviado, resumido o expuesto de manera más concisa. El contenido no es más que “más de lo mismo”, en formato de tertulia política televisiva. Un libro no se puede concebir como una exposición oral antes las cámaras, donde la inflexión, el tono de voz, etc, consiguen tanto o más que el propio mensaje en sí. Un libro es otra cosa. Concisión es un mandamiento indispensable. Con solo prescindir de la descalificación constante, la valoración moral del mal hecho, que sí es enorme, que sí es grave e indignante, se hubiera reducido el grosor del libro en un 50% al menos.

 

Repasa Roberto Centeno los males económicos y sociales de España desde el comienzo de la Transición, la famosa Transición que nos dieron los mandamases sin consultarnos nada ni preguntar nuestra opinión, salvo que votáramos sí o no a la Constitución que nos habían preparado... ¿y quién iba a votar que no? Eso es todo. Pasa a valorar los distintos gobiernos. Luego reincide sobre temas que afectaron a esos mismos gobiernos con lo que solo consigue repetir argumentos. Por repasar, repasa las crisis internaciones, no solo la española, el calentamiento global, todo. Y digo yo, hombre, centrémonos, por favor.

 

Si la idea es poner en evidencia lo mal que estamos y explicar de dónde viene nuestro mal nacional, no hacía falta describirla con tantos datos estadísticos. Y si lo hace, desde luego no hará falta añadirle la crítica, a modo de firma, para explicar que eso es algo muy malo. Los números son los números, ya lo dicen todo. O prescinda de los números y datos y nos fiaremos de usted, o dénoslos con gráficos digeribles, con citas breves, y no en prosa y transcripción casi fonética de viva voz. En fin: para quien no ha estado en España en los últimos 10 o 20 años le puede servir de iluminación ante lo que se cuece aquí. Los demás harto bien lo sabemos. Que les dé igual a muchos de ellos es otra cosa. A los que ya tienen sus ideas progres preconcebidas, con sus víctimas propiciatorias adjudicadas (los especuladores; Aznar; los bancos; la derecha; los neo-liberales; los ricos...), no los va a convencer nadie, por mucha tinta que derroche el autor; y a los que de buena fe se adentren en el libro, como yo, solo conseguirá cansarnos. El autor debería haber prescindido de tanto calificativo (lo digo porque es repetitivo hasta el hartazgo, no por que sea innecesario calificar puntualmente algo), pues esa labora la hubiéramos realizado los lectores con mucho gusto, que bien sabemos sumar dos y dos.

 

Muchas páginas las he tenido que leer con lectura rápida, buscando el dato interesante, saltando la crítica de turno, parando en los nombres propios, en los hechos concretos. El autor posee conocimiento de sobra para hablar de lo que habla, pero entiendo que se hace un flaco favor al objetivo que él mismo se ha propuesto, que es el de hacer llegar a cuantos más lectores mejor la explicación de por qué España está como está, quienes han sido los causantes y cuánto hay de verdad y de mentira en todo lo que nos dicen los políticos y los medios de comunicación al repecto.


"Es cierto que el Romano es libre de hacer todo lo que quiera. Pero también lo es que tiene que soportar las consecuencias de sus actos. No importa que se haya equivocado, que le hayan engañado o incluso forzado: un hombre no se deja forzar: etiamsi coactus, attamen voluit. Es libre; pero si distraído, imprudente o atontado, prometió pagar una determinada cantidad y no puede pagarla, se convierte en esclavo de su acreedor."

Rudolph von Ihering

“Slavery, protection, and monopoly find defenders, not only in those who profit by them, but in those who suffer by them.”

Frédéric Bastiat

On the true nature of the Castro Revolution in Cuba: "The revolution was a cover for committing atrocities without the slightest vestige of guilt ... we were young and irresponsible. We were pirates. We formed our own caste ... we belonged to and believed in nothing -no religion, no flag, no morality or principle. It's fortunate we didn't win, because if we had, we would have drowned the continent in barbarism."

Jorge Masetti -In the Pirate's Den

La anarquía, es decir, la ausencia de fuerza estatal, no es una forma de Estado, y cualquiera que acabe con ella por el medio que sea, el usurpador nacional o el conquistador extranjero, rinde un servicio a la sociedad. Es un salvador, un bienhechor, porque la forma más insoportable de Estado es la ausencia de Estado.


Rudolph von Ihering

"El envidioso está afligido no solo por sus males propios, sino por los bienes de los demás."  -Hipias

[la norma de conducta de los progres] "No hacer nada que alguien pueda envidiarme." -Hipasos

NINOTCHKA,

O EL DISCRETO DESENCANTO CON EL SOCIALISMO 

ninotchka.jpg

Seguimos a la espera de la reedición de este importante libro del gran escritor español José Pla

Historia de la Segunda República.

jose_pla.jpg   

También a la espera de este importante libro del genial Rafael Abella.

Finales de enero, 1939, Barcelona cambia de piel

rafael_abella.jpg

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos. !!!