Cuentos del que viste y calza

La camiseta ofensiva

 

Reproduzco a continuación, con nombres ficticios, una conversación que tuvo lugar entre dos amigos que iban paseando a la salida del trabajo como cualquier otro día.

 

-Y tú Alberto, ¿qué te hizo Jesús para que te metieras con él?

-...¿qué?

-Me refiero a lo de “Algo haría”.

-Ah, bueno. Pero tú no serás de esos católicos, ¿no?

-Podría.

-Pero... no me lo puedo creer... Y llevamos trabando juntos tanto tiempo, y no lo sabía.

-Ya ves. Uno nunca se conoce bien a otro, y no debe asumirse que todos somos o pensamos igual, así no te llevarás sorpresas. Pero podemos seguir siendo amigos, eh.

-Hombre, natural. Si yo soy tolerante con todo el mundo. Cada uno es como es...

-Correcto. Pero bueno, no me has contestado aún.

-Ah, pues... es que yo no soy nada creyente.

-No eres creyente, ¿qué quieres decir? ¿que no crees en nada?

-No hombre. En la religión.

-Pues yo tampoco. Aunque sí en Jesús.

Tras unos breves minutos de silencio.

-Oye, ¿también eres de derechas? ¿no me dirás que eres de los de Rajoy?

-No, claro que no. De Rajoy no...

-Ah, menos mal.

-Yo soy de los que tú llamas la extrema derecha, sólo que más aún que Rajoy.

-Ostia! Ahora sí que me matas! Pero tú eres de esos fachas que van con la bandera de España...

-Que no, hombre. Que no. Me parece que no tenemos los conceptos claros, o tú o yo.

-Yo estoy por la libertad, la libertad de verdad, no la de slogan. Por eso me das cierta envidia.

-Eh?

-Digo que tú puedes decir lo que piensas porque crees que todos piensan igual, y es lo políticamente correcto por la calle y en los medios. Yo pienso lo opuesto. Pero mis ideas tratan de eso, de respetar las de los demás. Porque yo sí sé que no somos todos iguales ni pensamos igual.

-Osea que... ¿no eres facha? ¿y no estarás con los empresarios y en contra de los trabajadores?

-Pues no sé a qué te refieres con estar en contra. ¿Tú estás en contra de tu jefe?

En éstas ya se iban a separar cada uno por su camino, y seguramente se encontrarían -si no mañana, sí al siguiente día a la salida del trabajo, y retomarían la conversación. Porque seguían en términos amigables a pesar de las palabras intercambiadas.

-Pues que no te oigan mis amigos por la calle, que sino... no te dejan vivo.

Aquel día tuvo que lidiar Alberto con el conflicto mental que le suponía saber que no todos en la oficina eran más o menos como él, sino que uno -al menos uno- de sus compañeros, de quien no hubiera sospechado nada malo hasta entonces, era de los enemigos, de los fachas. Y ahora, ¿cómo debería de tratarle, debía odiarle también? ¿cómo actuar cuando ya no podía asumir por más tiempo que todos en el trabajo eran o pensaban más o menos como él?

 

Viernes 16/03/2012


"Es cierto que el Romano es libre de hacer todo lo que quiera. Pero también lo es que tiene que soportar las consecuencias de sus actos. No importa que se haya equivocado, que le hayan engañado o incluso forzado: un hombre no se deja forzar: etiamsi coactus, attamen voluit. Es libre; pero si distraído, imprudente o atontado, prometió pagar una determinada cantidad y no puede pagarla, se convierte en esclavo de su acreedor."

Rudolph von Ihering

“Slavery, protection, and monopoly find defenders, not only in those who profit by them, but in those who suffer by them.”

Frédéric Bastiat

On the true nature of the Castro Revolution in Cuba: "The revolution was a cover for committing atrocities without the slightest vestige of guilt ... we were young and irresponsible. We were pirates. We formed our own caste ... we belonged to and believed in nothing -no religion, no flag, no morality or principle. It's fortunate we didn't win, because if we had, we would have drowned the continent in barbarism."

Jorge Masetti -In the Pirate's Den

La anarquía, es decir, la ausencia de fuerza estatal, no es una forma de Estado, y cualquiera que acabe con ella por el medio que sea, el usurpador nacional o el conquistador extranjero, rinde un servicio a la sociedad. Es un salvador, un bienhechor, porque la forma más insoportable de Estado es la ausencia de Estado.


Rudolph von Ihering

"El envidioso está afligido no solo por sus males propios, sino por los bienes de los demás."  -Hipias

[la norma de conducta de los progres] "No hacer nada que alguien pueda envidiarme." -Hipasos

NINOTCHKA,

O EL DISCRETO DESENCANTO CON EL SOCIALISMO 

ninotchka.jpg

Seguimos a la espera de la reedición de este importante libro del gran escritor español José Pla

Historia de la Segunda República.

jose_pla.jpg   

También a la espera de este importante libro del genial Rafael Abella.

Finales de enero, 1939, Barcelona cambia de piel

rafael_abella.jpg

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos. !!!