Sebastian Haffner

Historia de una alemán. Memorias 1914-1933

haffner.jpg

"El alma colectiva y el alma infantil reaccionan de forma muy parecida. Los conceptos con los que se alimenta y se moviliza a las masas nunca serán lo suficientemente infantiles."

La historia de Alemania entre 1914 y 1933 desde el punto de vista de la calle, de un joven alemán que sin ser nazi se ve obligado a plegarse a las coacciones de la masa nazionalista o a sufrir represalias. Este libro tiene una vigencia en la España actual de primer orden. No hay más que mirar la historia pseudo-democrática reciente del País Vasco y de Cataluña, donde las masas nazionalistas furibundas e intolerantes hacen uso de la coacción, atemorizando a las masas neutras y apolíticas para imponer su ideología en todos los ámbitos sociales. Como antes los judíos en Alemania, ahora los que no sean nazionalistas, deben plegarse para seguir llevando una vida "sin problemas sociales" o hacerse valientes y enfrentarse a la jauría que asediará los colegios de sus hijos que quieran hablar castellano o que hagan uso de su libertad de expresión para criticar a los nazis catalanes actuales.

Hay que agradecerle al autor haber elegido este lenguaje tan sencillo y coloquial y que haya aportado esta visión a pie de calle de la Alemania nazi de pre-guerra. Uno se dará cuenta de qué forma tan sutil los que emplean la violencia y las amenazas van imponiéndose en todos los niveles: su voz e ideas totalitarias se extienden como un cáncer, imparable. Cuando uno se da cuenta ya es tarde para reaccionar. La lección es que el silencio, ignorarles, no sirve, no basta. Quienes gritan, quienes toman la calle, aunque sean unos violentos canallas llenos de odio y de mentiras, acabarán dictando las normas más nimias con las que el hasta entonces ciudadano se deberá comportar en sociedad, en el bar, en el concierto, en el parque, en cualquier lugar público; se le mirará como mira el agente de la Gestapo: buscando a quien delatar, a quien exterminar, a quien apartar del resto de la sociedad como quien extrae una manzana podrida de una cesta.

El autor consiguió emigrar a Inglaterra, justo antes de acabar haciéndose un nazi de verdad, actuando como ellos. Lo que él llama camaradería, y que ayudó mucho a solidificar ese sentimiento nazi tan generalizado entre los jóvenes alemanes, nosotros podemos llamarlo también socialismo, en su más extenso sentido del término, como aquello que se contrapone a lo individual y ala responsabilidad personal. Sin responsabilidad individual, personal, cualquier crimen se puede justificar. Si la sociedad pide que se metan en campos de concentración a los judíos yo también lo pido, la sociedad es la responsable; si la sociedad decide que hay que matar a unos cuantos en bien del resto de la sociedad y de la idea imperante del momento (el Estado Catalán, la raza, lo que se tercie por parte de los intolerantes) habrá que hacerlo, la responsabilidad no es mía, es de la sociedad en general.

Un libro ameno y de vital actualidad. El silencio no es una alternativa.

"Es cierto que el Romano es libre de hacer todo lo que quiera. Pero también lo es que tiene que soportar las consecuencias de sus actos. No importa que se haya equivocado, que le hayan engañado o incluso forzado: un hombre no se deja forzar: etiamsi coactus, attamen voluit. Es libre; pero si distraído, imprudente o atontado, prometió pagar una determinada cantidad y no puede pagarla, se convierte en esclavo de su acreedor."

Rudolph von Ihering

“Slavery, protection, and monopoly find defenders, not only in those who profit by them, but in those who suffer by them.”

Frédéric Bastiat

On the true nature of the Castro Revolution in Cuba: "The revolution was a cover for committing atrocities without the slightest vestige of guilt ... we were young and irresponsible. We were pirates. We formed our own caste ... we belonged to and believed in nothing -no religion, no flag, no morality or principle. It's fortunate we didn't win, because if we had, we would have drowned the continent in barbarism."

Jorge Masetti -In the Pirate's Den

La anarquía, es decir, la ausencia de fuerza estatal, no es una forma de Estado, y cualquiera que acabe con ella por el medio que sea, el usurpador nacional o el conquistador extranjero, rinde un servicio a la sociedad. Es un salvador, un bienhechor, porque la forma más insoportable de Estado es la ausencia de Estado.


Rudolph von Ihering

"El envidioso está afligido no solo por sus males propios, sino por los bienes de los demás."  -Hipias

[la norma de conducta de los progres] "No hacer nada que alguien pueda envidiarme." -Hipasos

NINOTCHKA,

O EL DISCRETO DESENCANTO CON EL SOCIALISMO 

ninotchka.jpg

Seguimos a la espera de la reedición de este importante libro del gran escritor español José Pla

Historia de la Segunda República.

jose_pla.jpg   

También a la espera de este importante libro del genial Rafael Abella.

Finales de enero, 1939, Barcelona cambia de piel

rafael_abella.jpg

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos. !!!